Reseña Íntimos enemigos - Olga Salar


―Título: Íntimos enemigos
―Autora: Olga Salar
―Páginas: 304
―Formato: rústica con slapas
Editorial: Versátil
Precio: 15’90€

Sinopsis
¿QUIÉN CONSEGUIRÁ LA VICEPRESIDENCIA DEL GRUPO EDITORIAL VON? ¿DANIEL QUE SUFRE DE COMPROMISOFOBIA O ARIADNA VÍCTIMA DE AMOROFOBIA?
Ariadna y Mónica son amigas desde que nacieron, sus padres son socios en el grupo Von, uno de los más importantes del país, que abarca desde una editorial, una cadena de radio, a varias revistas y un periódico. Daniel es el hermano mayor de Mónica y el amor secreto de Ariadna, aunque él nunca la haya visto como una chica, sino como a la amiga de su fastidiosa hermana pequeña.
Varios años después pasarán el verano en Roma juntos, y algo sucederá entre ellos que les cambiará para siempre, aunque ellos aún no lo sepan. Después de ese encuentro Daniel no volverá a verla hasta muchos años después, pero no se encontrará con la misma Ariadna, ya no es la chica anodina que él conoció, sino una mujer preciosa y segura de sí misma que ha regresado para plantarle batalla. Deberán competir por la vicepresidencia del grupo empresarial de sus padres dirigiendo dos revistas del grupo relacionadas con la moda y la alta costura.


Decepción. Eso es lo que he sentido leyendo la novela y es una pena porque tenía todos los ingredientes necesarios para convertirse en una de esas novelas que te dejan con una sonrisa en los labios. Pero no, no ha sido el caso.

Me gusta leer a autores nacionales y todavía más si son blogueros. Me hace ilusión que, poco a poco, muchos de ellos vayan abriéndose paso en el difícil mundo editorial así que, antes de explicar por qué no me ha terminado de gustar esta novela, ya os adelanto que mi intención en leer algo más de esta autora, probablemente la saga juvenil Lazos Inmortales, con la esperanza de que me guste más que esta novela.

La historia ―arriba podéis leer la sinopsis― parte de una base bastante entretenida que apuntaba maneras. Es más, los primeros capítulos de la novela me gustaron mucho, en apenas unos párrafos iniciales la autora te sumerge de lleno en la trama y te invita a conocer rápidamente a los protagonistas. Sin embargo, personalmente creo que hacia la mitad de la novela, la historia pega un bajón tremendo.

Me gustó hasta el momento en el que los personajes principales, Ariadna y Daniel vuelven a reencontrarse ―además, esa escena en concreto fue bastante buena―, pero a partir de ahí empecé a perder un poco el interés. Digamos que esperaba más tensión entre ellos ―y ya no solo tensión por todo lo que tienen que resolver, sino tensión sexual también―, más tira y afloja, más diálogos ingeniosos… pero finalmente el desarrollo dejó mucho que desear.

Ariadna me gustó bastante, especialmente al principio. Parecía una chica renovada: fuerte, segura de sí misma e inteligente. Por eso quizá me chocó tanto que, de nuevo, cayese rendida tan rápidamente a los pies de Daniel. Esperaba que se resistiese más, pero me pareció que seguía comportándose, en parte, como una chica de diecisiete años cuando en realidad se acercaba más a la treintena.

Sobre el personaje de él, poco puedo decir que no se intuya ya tras leer la sinopsis. Daniel es bastante típico, para qué mentir, pero no es un aspecto que a mí suela molestarme. Sin embargo, volvemos a lo mismo, teniendo en cuenta lo que nos habían contado de él en el pasado, se me antojó un tanto irreal su rápido cambio de actitud. Por no hablar de que es bastante egoísta e infantil en bastantes aspectos.

La verdad es que ninguno de los dos personajes principales ha logrado conquistarme y, para mí, es uno de los puntos fundamentales de una novela. Es así. Reconozco que me dejo llevar por los protagonistas y que tienen que estar bastante trabajados para que me gusten.

… Y hablando de personajes trabajados, el único que realmente me ha gustado ha sido la madre de Ariadna. Desde el principio se palpa su fuerte personalidad y, a pesar de los cambios en su vida que se suceden a lo largo de la novela, sigue firme a su estilo. Podía imaginarme a la mujer a la perfección.

Otro aspecto que tampoco me ha terminado de gustar han sido los diálogos. En una novela contemporánea, con una trama sencilla y unos personajes bastante típicos, deberían destacar los diálogos. Todos sabemos que este tipo de libros son predecibles ―y soy la primera a la que le encanta pillar una de estas novelas para relajarme, disfrutar y sonreír con ganas―, pero dado que no existe ningún impacto para el lector en cuanto a la trama ni personajes increíblemente desarrollados, sí que es cierto que esperaba con ganas unos diálogos chispeantes e ingeniosos, cosa que no ha ocurrido.
Para ser sincera, reconozco que no todos los diálogos son malos, algunas escenas me han sacado más de una sonrisa, pero me ha faltado más. Había muchas conversaciones que me sonaban forzadas, como si se hubiesen escrito sobre la marcha. En este aspecto, he visto que la autora tiene potencial pero, en mi opinión, no creo que haya mostrado en la novela todo lo que puede dar de sí. Se entrevé que apunta maneras, por eso tengo ganas de leer más cosas de esta autora para ver qué tal se desenvuelve.

Hay bastantes personajes secundarios. Tenemos a Mónica ―la hermana de Daniel y mejor amiga de Ariadna―, y también a Sergio ―el inseparable amigo de Daniel. Ambos dan bastante juego a lo largo de la historia, a pesar de que su relación me ha parecido cuanto menos… extraña.
También aparece Alberto ―un chico interesado en Ariadna― y la ex novia de Daniel ahora mismo no recuerdo su nombre, la verdad―. Las apariciones de ambos me han parecido cogidas con pinzas, especialmente en referencia a ella. Digamos que llega un momento en la historia ―además, tras sucederse un acontecimiento bastante impactante por parte de la ex novia de Daniel― que la autora deja de necesitar a ambos personajes y sobre ella no se vuelve a saber absolutamente nada. Así, se esfuma sin más. Después de hacer lo que hizo ―me pareció bastante grave, la verdad―, ya no aparece de nuevo en escena.

Poco más me queda decir en esta reseña, tan solo comentar que también se podría haber aprovechado mucho más la competitividad entre ambos en el grupo Von ya que, como se indica en la sinopsis, ambos luchan entre ellos para conseguir un puesto de trabajo. Creo que se le podría haber sacado más partido. Sobre la ambientación, lo mismo, todo queda un poco desdibujado, no sé, en ningún momento te describe una calle, el olor de la cafetería, la señora que pasea un perro en la acera de enfrente… ehm, no sé, me he quedado sin ideas, pero en resumen son esos pequeños detallitos que consiguen que el lector se meta un poco más en la historia, darle un toque más visual y realista, por decirlo de algún modo.
Y, por último, comentar que hay escenas que se suceden muy rápidamente. A veces me molestaba porque, llegados a ciertos momentos, quería disfrutar de lo que estaba ocurriendo y rápidamente se pasaba a otra cosa; era como si no me diese tiempo a saborear los acontecimientos.

No todo es negativo ―aunque lo parezca leyendo la reseña―, reconozco que la autora apunta maneras, tiene potencial, creo que puede desenvolverse muy bien en este tipo de novelas. Además, también tiene parte de culpa la editorial porque debo decir que hay muchísimas comas mal colocadas ―y mira que se me dan mal las comas, para que me dé cuenta de algo así tiene que ser algo muy exagerado―, así como algunas frases con construcciones entrañas ―como muy rebuscado, no sé explicarlo adecuadamente―. Creo que si se hubiesen pulido ciertos detallitos aquí y allá, algunas escenas demasiado precipitadas y un puntito de más ingenio en los diálogos, hubiese disfrutado muchísimo de la lectura, ya que es el tipo de novela que me encanta leer de vez en cuando.


Íntimos enemigos no ha terminado de conquistarme como esperaba. Me he encontrado unos personajes demasiado típicos, una trama en la que se desarrollan muy poco ciertos aspectos y unos diálogos que pecan de predecibles. A pesar de todo, es una novela que gustará a muchos porque es amena y entretiene. Por mi parte, pienso seguir de cerca a esta autora y leer algo más de ella, con la esperanza de encontrarle el punto. 

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Me llama mucho!!
    Gracias por la reseña, espero hacerme con él
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    A mí me encantó este libro, siento que no haya sido lo que esperabas
    Un besote

    ResponderEliminar


  3. ¡Hola guapa! ;)

    Hacía mucho que no te comentaba. Ains pues la verdad es que a mí no me llama mucho la atención, aunque quiero leerme algo de esta autora... Uff, eso de que los protagonistas no te hayan conquistado... malo... sabes que yo en ese aspecto soy como tu así que....

    ¡Besotes!

    P.D: Se que te debo un email, sorry ;)

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho Íntimos enemigos la verdad, siento que no te haya gustado.
    La Saga de Lazos Inmortales también está muy bien, espero que te guste si te haces con ella.
    Besos♥

    ResponderEliminar