Reseña La bibliotecaria - Logan Belle


―Título: La bibliotecaria
―Autora: Logan Belle
―Número de páginas: 304
―Editorial: Esencia
―Precio: 16.90€

Sinopsis
Regina Finch se ha ganado a pulso su puesto en la sede central de la Biblioteca Pública de Nueva York. Pero un encuentro fortuito con Sebastian Barnes, millonario, exitoso fotógrafo y principal mecenas del centro, transformará su austera y aburrida existencia en una vida llena de acción, lujo, erotismo y nuevas experiencias. Gracias a su acercamiento al mundo de Bettie Page, una modelo convertida en reina de las pin-up y fetiche para millones de admiradores en todo el mundo, Regina dejará de ser la ingenua y tímida bibliotecaria para convertirse en el objeto del devorador deseo de Sebastian.



¡Hola!, ¿qué tal?, ¿alguien por aquí ha leído esa desconocida novela titulada Cincuenta sombras de Grey?, ¿sí?, ¿no? Bueno, pues en caso de que la respuesta sea no, si os hacéis con esta novela podréis afirmar tranquilamente que sí lo habréis hecho. Porque, sinceramente, entre Cincuenta sombras de Grey y La bibliotecaria existen tan pocas diferencias que viene a ser lo mismo.

Después de decir esto, pensaréis que no he disfrutado con la lectura, pero no ha sido así; al contrario. La bibliotecaria bien podría ser una versión de la famosísima novela que todos conocemos pero, a pesar de ello, a mí me ha gustado. Es más, al ser más corta y abusar menos de un comienzo lento y demasiadas escenas sexuales, me ha parecido mucho más amena y reconozco que la leí del tirón, apenas en un día.

La novela es toda en sí un tópico. Vamos, es que hasta la cubierta es un tópico. Todo. Sin embargo, hacía tanto tiempo que no leía algo erótico que la lectura no me desagradó. La autora sabe perfectamente cuando pasar a la siguiente escena y no abusar de las partes eróticas para no agobiar al lector que, en ocasiones, acaba agotado tras leer lo mismo una vez tras otra. Además, el ritmo es rapidísimo, un no parar. La novela se centra plenamente en los dos personajes principales y, sinceramente, espero que sea un libro único y no se saquen una continuación de la manga porque, oye, la historia está bien, sin más, sin florituras, sin ser una lectura memorable.

Como es común en este tipo de libros, nos encontramos con la protagonista virgen. Por supuesto, ¿acaso esperabais otra cosa? Pues no. En fin, a lo que iba, Regina es una joven que se ha pasado la vida centrada en sus estudios y ahora se planta con veintitantos años sin haber tenido jamás novio ni ninguna experiencia sexual. Comienza a trabajar en una prestigiosa biblioteca, que era el sueño de su vida, y allí conoce a Sebastian, uno de los inversores de la biblioteca.

Sebastian es un chico atormentado por ciertos sucesos de su pasado ―¿No os parece rarísimo?, ¿un protagonista de una novela erótica que está atormentado? ¡Menuda sorpresa me llevé!―. Bromas aparte, Sebastian se dedica a invertir en algunos fines culturales y, además, es un fotógrafo. Cuando conoce a Regina, movido por su inocencia y lo mucho que la joven se parece a una bellísima modelo, le propone que ambos mantengan una relación meramente sexual, ya que él no está dispuesto a comprometerse. Y, por si fuese poco, esa relación no es normal y corriente, sino que está ligada al BDSM.
Vamos, ya sabéis, el chaval domina, la chica se somete y bla-bla-bla, porque creo que a estas alturas todos conocemos estas prácticas sexuales y no hace falta que lo explique detalladamente.

Bien. Pues eso. Es lo que hay, es lo que nos encontraremos. Últimamente estoy que me salgo con las reseñas, tengo la sensación de que se quedan vacías, pero es que tampoco tengo nada más que decir sobre muchos de los libros que he estado leyendo y  me parece una tontería intentar rellenar las reseñas con paja. Seguramente, la mayoría de vosotros, llegados a este punto, ya os imagináis el comienzo de la historia, el transcurso y, además, habéis adivinado el final y por dónde irá la relación entre los protagonistas. O al menos en mi caso, lo supe tras leer unas cinco páginas del libro, aproximadamente.

Pero que una novela sea preocupantemente predecible o que se parezca a otra en exceso, no quita que disfrutase de su lectura. Sí, reconozco que la leí hacia poco más de un mes y ya casi no recuerdo las escenas ni ningún diálogo pero, ¿qué importa? Lo pasé bien mientras la leía. Yo sabía todo lo que iba a ocurrir pero, aun así, quería comprobarlo con mis propios ojos. Y a lo tonto a lo tonto, llegué al final del libro y me di cuenta de que había terminado de leer la novela completa. Bien por mí. Lo cerré y a otra cosa, mariposa.


Recomiendo La bibliotecaria si buscáis una lectura amena y simple que os sea fácil de leer. Tiene un buen ritmo, unos personajes típicos pero agradables y la autora va directa al grano sin estancarse en ciertas escenas, de modo que en ningún momento la lectura resulta pesada para el lector, sino todo lo contrario.

Reacciones:

7 comentarios:

  1. No tengo ganas de otro Cincuenta sombras, lo siento de momento prefiero salirme del esquema y buscar libros que me sorprendan.

    ResponderEliminar
  2. Pues me gusta la idea de la biblioteca y la bibliotecaria, pero que al tío le de por el sadomaso, pues no, jajajaja. Gracias, Aivlis, por los detalles.
    Besotes entre libros.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo tengo en casa...me hizo gracia, lo que no sabía es que iba a ser tan parecido a 50 sombras...pero bueeeno, si es entretenida...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás cuando lo leas, a ver qué te parece :) Es una lectura muy muy sencillita!

      Eliminar
  4. No me llama mucho la atención este libro... es siempre la misma historia u.u
    Y en mi opinión 50 sombras tampoco fue para tanto, hay novelas eróticas mucho, pero muuucho mejores que 50 sombras del ojete xD
    En fin, que acabo de encontrarme con tu blog. Seguida quedas, ok? Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí :)
      Sí, a mí también me gustaría que se innovase más en las novelas eróticas!

      Eliminar