Reseña Una apuesta peligrosa - Jennifer Crusie


―Título: Una apuesta peligrosa
―Autora: Jennifer Crusie
―Páginas: 464
―Precio: 9.99 €
―Fecha de publicación: 2007

Sinopsis
Min Dobbs sabe que el "y vivieron felices" sólo se da en los cuentos infantiles, y más frente a un hombre como Cal Morrisey, que la ha invitado a cenar sólo para ganar una apuesta. Cal Morrisey huye de todo aquello que implica un compromiso, especialmente frente a una mujer con un carácter tan fuerte como Min Dobbs. Así que no es de extrañar que, tras su "cita" ambos se despidan con la intención de no volver a verse nunca más.

Pero el destino tiene otros planes para ambos, y poco tiempo después Min y Carl tendrán que enfrentarse con unos amigos que meten las narices donde no deben, un pastel de boda, un ex-novio celoso, un psicólogo tenaz con una caótica teoría, una novia con los nervios de punta, dos madres que pueden hacer de tu vida un infierno y una serie de situaciones arriesgadas que nunca se pudieron imaginar, incluida la más maravillosa de todas ellas.... EL AMOR.


Mentiría si dijese que no disfrute de la lectura de esta novela porque lo cierto es que, si bien el libro llevaba siglos esperando en mi estantería, cuando lo pillé lo leí casi del tirón. Me enganchó muchísimo, especialmente al principio. Desgraciadamente, hacia la mitad de la novela todo terminó por desmoronarse un poco, como si la autora no supiese demasiado bien hacia qué dirección dirigir la historia.

En esta novela conocemos a Min, una chica con curvas ―bastantes curvas―, que cuenta las calorías de cada cosa que come y tiene una suerte inexistente en el amor. Al lado de sus dos mejores amigas, ambas bastante atractivas, ella no suele destacar demasiado. Por si eso fuese poco, ha pasado la treintena, cada vez que cree menos en encontrar a un príncipe azul y, además, su querida madre no deja de atosigarla recordándole constantemente que debe adelgazar.

Por el contrario, Cal es un chico que tiene todo lo que quiere y consigue aquello que se propone. A pesar de que ha salido con infinidad de bellas mujeres, nunca se ha comprometido con ninguna de ellas. Es más, a causa de ello tiene cierta fama de rompecorazones. Con mucho esfuerzo ha logrado montar su propia empresa y alejarse del plan que su perfecta familia ya había trazado para él.

Una noche, estando Cal con sus amigos en un bar, alguien le reta a que sea capaz de ligarse a una joven curvilínea que está sentada en la barra del bar con sus amigas. Y a pesar de que a Cal no le interesa en absoluto esa apuesta, finalmente accede a medias. Sin embargo, lo que no sabe, es que Min les ha oído hablar y es plenamente consciente de que él intenta conquistarla por una simple apuesta.

Uhmm… tengo sensaciones encontradas con esta novela. Como podéis ver por el resumen, es una historia bastante típica pero, ¿a quién quiero engañar? ¡Me chiflan las historias típicas tópicas!, soy así de pánfila. Sin embargo, a pesar de que el comienzo me gustó mucho, hubo varios puntos que me dificultaron la lectura.

Un aspecto negativo, en mi opinión, fue la protagonista. Al principio, Min me gustó. Era cínica, antipática, no estaba dispuesta a dejarse encandilar por el mujeriego de Cal y tenía unos diálogos ágiles con un toque ácido. Pero en cierto punto de la historia, comenzó a molestarme su excesivo cinismo. Llegó un punto en el que ella era tan sumamente odiosa, que empecé a preguntarme por qué al protagonista le gustaba una mujer tan desagradable. Porque sí, esa es exactamente la palabra perfecta: Min es desagradable. El tipo de persona llena de negatividad y desconfianza hacia las que soy alérgica. Porque oye, la vida son dos días, llega un momento en el que me cansa eso de llorar por las esquinas y una prefiere un poquito de agallas y encontrar a alguien con una sonrisa en los labios. Y, de verdad, hacía siglos que no conocía a una protagonista tan desquiciantemente amargada.

Otro punto negativo es el tema de la comida. Vamos a ver, la protagonista esta PELIGROSAMENTE OBSESIONADA con la comida. Me puso la cabeza con un bombo con tantas calorías aquí y allá. Yo entiendo que está rellenita, sí, así como también que eso le causa un gran trauma. Vale, ok. Pero, sinceramente, es para preocuparse. Solo piensa en comida. Está todo el día, comida por aquí, comida por allá, comida y más comida; lo cual me lleva a pensar que, en realidad, sí debería tratarse ese trastorno. Digamos que tiene ansiedad por la comida. La autora intenta hacernos comprender, metido con calzador, que una mujer curvilínea puede ser atractiva y, por supuestísimo, yo no opino lo contrario. Sin embargo, tampoco me parece algo sano pensar solo en comida, creo que ahí hay un problema. Es más, básicamente Min termina de enamorándose de Cal por la comida. Es decir, su vida entera gira alrededor de la alimentación.

Por lo demás, los personajes secundarios tienen bastante protagonismo y, siendo sincera, a mí me interesaban más bien poco. Están bastantes desdibujados, apenas unos trazos aquí y allá y, en estos casos, casi prefiero que no me cuenten demasiado de ellos si realmente apenas me entero de quién es quién y me importan un pimiento.

Sin embargo, todo esto no quita que se trate de una novela sencilla, fresca y amena. Se lee en un suspiro y algunas escenas me parecieron divertidas y me gustaron bastante. Además, la autora es detallista. Me gusta cuando me presentan a unos personajes consistentes y puedo ser partícipe de sus manías y gustos. Por ejemplo, a Min le apasionan las sandalias originales, entre otras muchas cosas. Siempre agradezco esos pequeños toques que dan profundidad a la historia aunque, para otras personas, pueda parecer una tontería.


Una apuesta peligrosa tiene bastantes puntos que se podrían mejorar y no he logrado conectar con la protagonista y el odio que desprende sin ton ni son a lo largo de la novela. A pesar de ello, reconozco que no fue una lectura desagradable; disfruté de los diálogos en varias ocasiones y el principio me gustó bastante. Además, es tan amena que se lee del tirón. 

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Buff la protagonista me recuerda a mi madre, dios creo que paso además se hace familiar el argumento que presenta recuerda un poco a "Betty la fea" pero sin ese patito feo se vuelve cisne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puedo creer que te recuerde a tu madre xD
      Sí, también se parece un poco a Bridget Jones. Pero claro, no tiene el mismo humor genial de esa novela!

      Eliminar
  2. ¡Que casualidad! Yo también tengo este libro en la estantería esperándome, me lo regalaron hace unos meses. Supongo que este verano me pondré con el, que por lo que se ve esta bien para pasar el ratito y ya. ;)

    ¡Besotes! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está entretenido para pasar el rato, eso es verdad :)
      Ya me contarás qué te parece cuando lo leas!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Me encanto min es un personaje increíble. pensé que era cosas mías cuando sentía que se congelaba por un momento. Los diálogos son buenos.

    ResponderEliminar