Recuento de lecturas abril ~ mayo

Sí, aquí llego con el recuento de lecturas de abril y mayo. No os asustéis, son cosas que pasan. Sé que estamos en junio ―aunque el calor brille por su ausencia, desgraciadamente―, pero estos últimos dos meses han sido bastante ajetreados; por eso os he ido trayendo reseñas muy atrasadas y espero poder ir publicando pronto las que todavía me faltan.

En abril leí un total de 10 libros. Os puedo asegurar que eso es mucho para mí, así que me quedé bastante contenta con el resultado. Después, en mayo, regresé a mi media habitual: 6 libros. Y no me quejo, he tenido meses peores.
Sin más dilación, os dejo el resumen general de mis lecturas.




―Tempting the player (Jennifer L. Armentrout): Ya sabéis que soy fan absoluta de Jennifer. Algunas de sus novelas son mejores, otras peores… pero siempre son entretenidas, nunca decepciona. Lo pasé genial leyendo la segunda parte de esta serie, ¡tiene unos diálogos inmejorables!, ¡es una lástima que la saga no esté editada en papel, porque me encantaría tenerlos en mi estantería! [Reseña aquí]

―Pídeme lo que quieras (Megan Maxwell): Todavía no he traído la reseña de esta novela, me está costando terminarla. Por una parte, reconozco que Megan añade un punto de originalidad a la literatura erótica, pero al mismo tiempo la novela está plagada de tópicos. Y, curiosamente, no me gustó nada la pluma de la autora. Supongo que es algo muy personal, teniendo en cuenta lo mucho que agrada a todo el mundo.

―La bibliotecaria (Logan Belle): Como comenté, me pareció una versión de Cincuenta Sombras, pero más ligera, fresca y rápida, casi como si hubiese sido escrita con prisa. Sin embargo, a pesar de no aportar nada nuevo al mercado y que ya apenas recuerdo cómo se llamaban los protagonistas, reconozco que me entretuvo muchísimo y la leí en apenas un día del tirón. [Reseña aquí]


―Susurros (A. G. Howard): Me gustó muchísimo esta novela. Disfruté como una cría. No soy muy dada a los mundos fantásticos y ese tipo de cosas, pero no puedo decir que no a una locura sin sentido como viene a ser El país de las maravillas. A pesar de que a algunos personajes se les podría haber sacado más partido, la historia me encantó. Es un no parar de acción, giros imprevisibles y paranoias varias. [Reseña aquí]

―La trampa de los 18 (Erin Bowman): No esperaba demasiado de este libro y al final me sorprendió para bien. No es la bomba, sobre todo teniendo en cuenta la desorbitada cantidad de distopías que saturan el mercado, pero consigue con creces su función de entretener. Me gusta leer novelas contadas desde el punto de vista del chico, es un soplo de aire fresco. [Reseña aquí]

―Claudia (Miriam Dubini): Leer esta novela fue como regresar de algún modo a mi niñez. O a mi más tierna adolescencia, mejor dicho. Mientras me sumergía en sus páginas, me decía constantemente a mí misma lo mucho que me hubiese gustado ese libro si lo hubiese pillado de pequeña. [Reseña aquí]


―Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja (Sarah Maclean): El primer libro de esta fantástica saga. Mi preferido, con diferencia. Decir que me encantó, es quedarme corta. No solo me gustó muchísimo, sino que provocó que me pusiese a buscar por ahí libros similares que se sucediesen en la misma época. La pluma de Sarah es sencillamente genial, todo un descubrimiento. ¡Espero que publiquen su otra saga en España! [Reseña aquí]

―Diez lecciones para dar caza a un Lord… y que te adore (Sarah Maclean): No me gustó tanto como el primero, pero me entretuvo. Creo que es el libro más flojo de la saga, pero a pesar de ello lo recomendaría. Nick e Isabel, son también dos grandes personajes. El único fallo que le vi a la historia, fueron algunas repeticiones de escenas con respecto al primero y que todo se sucedió demasiado rápido para mi gusto. [Reseña aquí]

―Íntimos enemigos (Olga Salar): Era la primera vez que probaba la pluma de esta autora y, si bien reconozco que tiene potencial en cuanto a los diálogos y tramas entretenidas, también es cierto que me decepcionó bastante. En mi opinión, al libro le falta alguna que otra corrección. Además, la trama cojea en cuanto a algunos personajes secundarios que desaparecen de golpe sin explicación alguna o por las idas y venidas sin sentido de los dos protagonistas. Lamentablemente, no me convenció. [Reseña aquí]

―Una apuesta peligrosa (Jennifer Crusie): La historia empezaba bien. Me gustaba el tono cínico de la protagonista, así como la personalidad de él. Todo estaba lleno de tópicos, pero no era una molestia. Sin embargo, hacia la mitad de la novela la cosa empezó a derrumbarse. Una pena, la verdad. Me escandalizó la obsesión de ella con la comida, así como ciertas actitudes. No pude congeniar finalmente con ninguno de los dos. [Reseña aquí]


―Como desees (Anabel Botella): Con una idea un tanto equivocada de lo que iba a encontrar en esta novela ―dado que la sinopsis engaña un poquitín, la verdad―, me sumergí en esta lectura. Encontré un libro bien escrito, sin demasiadas florituras, que lograba su propósito: entretener al lector. Reconozco que la historia de amor fue lo que menos me interesó, estaba más pendiente de la trama principal: los asesinatos que se suceden en el pueblo. Como recuerdo principal, me quedo con los originales diálogos de Niko, un personaje que se aleja de los tópicos. [Reseña aquí]

―El lado explosivo de Jude (Nicole Williams): Iba predispuesta a que esta novela no me gustase, especialmente porque ya había intentado leer otra versión un año atrás. Ahora nos presentan la historia bien corregida ―buena falta le hacía― y sorprendentemente consiguió entretenerme y mantenerme pegada a sus páginas. Un fiel ejemplo de que debo abrir menos la boca. Tampoco es una maravilla, no os engañéis, pero logró arrastrarme entre sus páginas. [Reseña aquí]

―La élite (Kiera Cass): Esta novela sería la decepción del mes, si no fuese porque más abajo está Que el amor nos salve de la vida. Pero le roza de cerca, ahí queda dicho. Esperaba una segunda parte diferente, más intensa, más llena de acción, con más secretos que desvelar… todo más, como podéis ver. En cambio, me encontré con menos. El triángulo amoroso logró desesperarme y la apacible vida de palacio entre vestidos y quedadas para tomar el té, ha dejado de parecerme interesante. [Reseña aquí]


―Un extraño en mi cama (Sylvia Day): No sé qué esperaba con esta novela, no lo tenía demasiado claro. Por una parte, me maravilla descubrir que Sylvia Day consigue sacar una historia donde otros apenas veríamos un relato corto. Y eso es de aplaudir. Por otra parte, me quedé algo sorprendida porque esperaba algún giro, cualquier cosa… toda la historia es muy lineal y los personajes tampoco son nada del otro mundo.

―Once escándalos para enamorar a un duque (Sara Maclean): Tercer libro de la saga y la autora logra retomar esos diálogos chispeantes que brillaron por su ausencia en la segunda entrega. Juliana se alza en esta novela como una gran protagonista. Me ha gustado mucho, no pude dejar de leer hasta que la terminé. Reconozco que el primero sigue siendo mi preferido con diferencia, pero esta novela también está genial. Creo que la autora ha confirmado que habrá un cuarto libro, ¡cruzo los dedos porque así sea! Por primera vez en mi vida, quiero que una saga se alargue hasta la saciedad.

―Que el amor nos salve de la vida (David Escamilla): Todavía no sé qué decir de esta novela ni cómo describirla. Hacía mucho ―pero mucho― tiempo que no leía un libro que me dejase tan mal sabor de boca. Reconozco que la ambientación es buena y la forma de narrar del autor también, pero si falla la trama, los personajes y los diálogos, difícilmente lo otro tiene validez. Me costó mucho terminar de leer esta novela. A partir de la mitad del libro, más o menos, la lectura se me hizo cuesta arriba.

Y eso es todo. ¿Qué os ha parecido?
¿Habéis leído algunas de estas novelas?

PD: Tengo una sorpresita preparada. El lunes comienza una semana dedicada a la autora Jennifer L. Armentrout. Seguro que muchos estáis deseando leer Onyx, segunda parte de Obsidian, así que estad muy atentos.  
Reacciones:

4 comentarios:

  1. Uf!! ¡Cuántos libros! Pues coincidimos en varios :). Como desees, la trampa de los 18, Claudia, El lado explosivo de Jude, íntimos enemigos, Susurros y Pídeme lo que quieras. En general, todos me han gustado bastante :)
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas lecturas! Coincidimos en varios (Susurros, La Élite, aunque a mí me gustó, la saga de Sarah Maclean, qué maravilla de saga!) y otros que ya has leído los tengo para próximamente,como La trampa de los 18, El lado explosivo de Jude o el último de Sarah Maclean.

    Un beso!

    ResponderEliminar