Reseña Tengo tu número - Sophie Kinsella

―Título: Tengo tu número
―Autor: Sophie Kinsella
―Editorial: Plaza & Janés
―Páginas: 432
―Precio: 17.90€
Sinopsis
Diez días antes de la boda, Poppy pierde su anillo de compromiso. Todo se tuerce en un hotel lujoso de Londres en el que ella y sus amigas están celebrando su despedida de soltera por todo lo alto. Todas quieren probarse ese anillo tan valioso, y entre risas y champán, suena la alarma de incendios y salen corriendo a la calle. Al llegar fuera, nadie tiene el anillo. Desesperada, Poppy empieza a llamar a todo el mundo para pedir ayuda y ¡alguien le quita el móvil de la mano! ¡Se lo han robado también! ¿Cómo la van a avisar ahora cuando encuentren el anillo? Y acto seguido, ve un móvil en una papelera, un móvil tirado a propósito a la basura y que ella necesita urgentemente. Poppy le pasa el nuevo número a todos sus amigos y además contesta las llamadas que recibe y lee los mensajes dirigidos a la propietaria anterior, la secretaria (que acaba de dimitir) de Sam Roxton, un empresario importante. Mientras sigue buscando el anillo, Poppy está en contacto con Sam Roxton, el dueño del nuevo teléfono. Sam le dejará quedárselo un tiempo a cambio de que le reenvíe todos los mensajes que reciba, pero Poppy a veces contesta de parte de Sam en temas profesionales y también personales. No tiene freno. Sam también empieza a opinar sobre la vida de Poppy, sobre su boda, sobre los suegros y sobre el mismo novio, quien, quizás, no sea tan maravilloso como pensaba.


Decir que me moría de ganas por leer esta novela, es quedarse corta. Creo que ha sido mi capricho del año. Desde que salió a la venta, me convencí de que este libro tenía que estar en mi estantería; hacía bastante tiempo que no leía nada del género y fue como si me entrase una especie de mono imparable. ¿El problema? El precio, como siempre. Me sigue pareciendo excesivo pagar dieciocho euros por una novela que sé que devoraré en un par de horas, así que cuando vi que una chica la tenía a la venta en su blog, de segunda mano y casi a mitad de precio, no lo dudé y me hice con el ansiado libro.

Ahora bien, reconozco que había leído muchas reseñas previamente e iba con altas expectativas, un error por mi parte. No es que no me haya gustado, pues en realidad he disfrutado con la lectura, pero reconozco que el final ha enturbiado un poco mi opinión sobre la novela en general.

Con Poppy, la protagonista principal, conecté desde el principio. Es ella la encargada de ir relatándonos la historia desde su punto de vista y el tono que le otorga la autora es insuperable. Poppy es una chica ingeniosa, divertida y algo alocada que cae bien desde el principio, a pesar de que el personaje es algo más que eso, dado que esconde numerosas inseguridades que vamos descubriendo a lo largo de la lectura.

Me he divertido muchísimo con Poppy. En ocasiones, se me ha escapado alguna que otra carcajada, de esas que no puedes reprimir, y debo admitir que no es tarea sencilla eso de verme reír en voz alta con un libro entre las manos. A lo largo de la novela, encontramos situaciones desternillantes. En general, tenía la sensación de estar viendo una típica comedia en la televisión, pues me ha parecido que el libro tiene un toque muy cinematográfico.

En cuanto al personaje masculino, Sam, la cosa ya cambia. En realidad es un protagonista bastante correcto, con ciertos tópicos y mantiene un aire de seriedad a lo largo de toda la novela. Creo que, precisamente, lo que no me ha terminado de gustar ha sido ese toque tan severo, que le otorga al personaje un exceso de prudencia que, en ocasiones, puede terminar por parecer simplemente aburrido. No me malinterpretéis, Sam tiene su aquel, pero no consigue hacerle frente a una ingeniosa Poppy, de modo que los protagonistas principales están algo descompensados.

En cuanto al ritmo en general, se mantiene ágil y constante a lo largo de toda la novela. Quizá por eso la leí en apenas unas horas, con bastante prisa y sin hacer apenas pausas. Es una lectura muy ligera, fresca y entretenida.
Dado que, al principio, los protagonistas se comunican a través del teléfono de la antigua secretaria de Sam, el lector está deseando que se produzcan encuentros reales entre ellos (es decir, en persona), y la autora ha sabido manejar adecuadamente el tema de introducir mensajes de textos entre ellos, mientras las vidas de ambos prosiguen, consiguiendo así una mezcla muy interesante.
Y en cuanto a la trama en general… la verdad es que no hay demasiadas cosas que comentar. Es una novela sencillita, sin grandes pretensiones a la hora de desarrollar un argumento excesivamente elaborado. Creo que leyendo la sinopsis, se entiende bastante bien de qué va el libro y lo que encontraremos. Hay algún giro aquí y allá en algún momento, pero en esencia no tiene demasiada importancia.


Mención especial al tono divertido que se mantiene en todo el libro. Creo que es, definitivamente, lo más destacable de esta novela. Sin duda, mis personajes secundarios preferidos, han sido los futuros suegros de Poppy. Algunas escenas me han hecho reírme a carcajadas. Además, otro de los puntos clave que han logrado entusiasmarme, es el uso de las notas a pie de página. El libro está repleto de pequeñas anotaciones de nuestra protagonista, un detalle que es todo un acierto (especialmente si tenemos en cuenta la razón por la que lo hace, cosa que descubriréis al leer la novela).

Ahora bien, a la hora de valorar en conjunto la lectura, me surge un pequeño dilema: el principio del libro me pareció de lo más interesante, pero conforme se acercaba el final, la cosa se fue desmoronando un poco. Mientras que el inicio fue de lo más ingenioso, divertido y bien llevado, las últimas páginas me han resultado… eh, no sé, no tengo palabras. Digamos que todo se desinfla. Poppy toma una decisión que me dejó a cuadros (teniendo en cuenta que a lo largo del libro se había ahondado en su inseguridad), y fue muy de película (demasiado), como para parecerme mínimamente creíble. No, no, no. Así no. Si Tengo tu número tuviese treinta páginas menos, la nota de esta reseña sería muchísimo más alta.

Tengo tu número es una lectura ligera y entretenida, cuyo punto fuerte es la protagonista principal, Poppy, que nos relata la historia con un tono desenfadado e ingenioso que logrará provocarnos más de una carcajada. Si bien es cierto, que la novela arranca con mucha fuerza y el final no termina de cuajar con la supuesta evolución de los personajes, ese detalle no consigue enturbiar esta divertida novela.
Reacciones:

8 comentarios:

  1. Yo le tengo un montón de ganas a este libro, pero no llega por aquí u_u
    Sam no creo que me moleste tanto como desentona ya que ya he leído un libro donde lo protagonistas también son así
    Besitos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si llega pronto. Yo también he leído varios libros donde los personajes están algo descompensados y es cierto que otras cosillas lo equilibran

      Eliminar
  2. Pues parece muy divertido aunque aún no me he estrenado con la autora y creo que tenía apuntado otro título suyo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me había estrenado con esta autora (a pesar de lo conocida que es), de momento he leído dos y este es el que más me ha gustado.

      Eliminar
  3. Le tengo muchas ganas a este libro. A ver si pronto puedo leerlo.
    Gracias por tu reseña. Te seguimos!!

    Un saludo del blog
    http://thewordsofbooks.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Hola tengo una duda sobre el libro, bueno mas bien una pregunta, tu sabes si existe o hay una segunda parte? Espero puedas responderla gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa! Quería saber si ya pudiste averiguar si este libro tiene segunda parte? Porque termine de leerlo y me encanto <3 . estaría buenisimo que tuviera continuacion. Bueno te agradecería mucho que si sabes algo me lo dijeras. Saludos :)

      Eliminar
    2. Holaa! Quería saber si ya pudiste averiguar si este libro tiene segunda parte? Porque termine de leerlo y me encanto <3 . estaría buenisimo que tuviera continuacion. Bueno te agradecería mucho que si sabes algo me lo dijeras. Saludos :)

      Eliminar