Reseña Hasta que el amor nos separe - Silvia García Ruiz

—Título: Hasta que el amor nos separe
—Autora: Silvia García Ruiz
—ISBN: 978-84-08-14067-2
—Editorial: Esencia
—Páginas: 384
—Precio: 14.90€

Sinopsis
Anna Lacemon es una mujer inteligente, ingeniosa y cabezota que odia profun­damente el día de San Valentín. Empu­jada por dicho sentimiento, decide crear Love Dead, un peculiar negocio dedi­cado a aquellos que deseen molestar a alguien con un regalo impertinente.
Jack Brisbane, un rico y famoso empresa­rio que adora San Valentín, es propietario de la conocida cadena de tiendas Eros, destinadas a proporcionar románticos momentos a los enamorados. Cuando el poderoso magnate Donald Brisbane le pide ayuda a su hijo para deshacerse de la fastidiosa Anna Lacemon, Jack accede a enfrentarse a ella abriendo una de sus tiendas frente a la de su rival.
Tras conocerse, Anna y Jack llegan a la conclusión de que solo uno de ellos puede tener cabida en la zona comercial, así que hacen una apuesta, cada uno usando sus armas: él tiene que conseguir que Anna se enamore de él, ella únicamente tiene que lograr que Jack acabe odiándola.
¿Quién de los dos ganará?


Tenía muchas ganas de leer esta novela porque me encantan las comedias románticas y, si habéis leído la sinopsis, seguro que habréis pensado lo bien que quedaría una premisa así para una película del género. Porque sí, la novela tiene ese puntito canalla, sobre todo al principio, pero también he de decir que a partir de la mitad la cosa se desinfla bastante y por esa razón ha terminado decepcionándome

En Hasta que el amor nos separe, conocemos a Anna, una joven que odia el día de San Valentín y que tiene un negocio destinado a todas aquellas personas con su misma opinión, que desean vengarse de sus antiguas parejas durante ese día. Y luego está Jack, el encantador joven propietario de la franquicia Eros, unas tiendas especializadas en regalos para los enamorados.
Cuando por diversas razones Anna y Jack terminen regentando la misma zona comercial, uno frente al otro, harán una apuesta bastante rebuscada: Jack tiene que conseguir que Anna se enamore de él, ella debe lograr que Jack acabe odiándola.

El inicio de la historia, como he comentado, ha sido lo mejor de la novela. Con un buen ritmo, se nos va relatando la infancia de Anna, gracias a lo cual vamos conociéndola y entendiendo por qué detesta tanto el día de San Valentín. Además, durante toda la novela, la narración va variando entre tercera persona y primera persona a través del punto de vista de Jack o Anna. Los cambios de narración son bastante bruscos, a veces ni siquiera separados por capítulos, y sí es cierto que en algunas ocasiones me descolocaba un poco; como más me ha convencido la autora ha sido cuando relataba la historia en tercera persona.

Pero a lo que vamos, que me estoy liando más de lo esperado con esta reseña.
¿Puntos positivos? El ritmo inicial, unos personajes secundarios de lo más variopintos que trabajan en la tienda de Anna y que me han parecido muy bien desarrollados, una muy buena idea para una trama que podría haber dado mucho más de sí y algunos momentos divertidos cuando ambos se tiran los trastos a la cabeza.
¿Y puntos negativos? Pues bastantes, de ahí mi nota tan baja. Aunque me gustó mucho al comienzo, luego todo se fue desinflando muy deprisa. Anna, que se suponía era una joven cabezota y con mucho carácter, tarda unos cinco minutos (literalmente) en caer en la tentación con Jack y eso me dejó muy descolocada, porque veía que la historia acababa de empezar y me olía que las idas y venidas se iban a tornar eternas, y eso fue lo que ocurrió. A partir de la mitad ya no resultan tan interesantes los tiras y aflojas entre ambos protagonistas; quizá con unas cuantas páginas menos la historia hubiese ganado ligereza y se evitaría esa sensación de ser algo repetitiva. Aparte de esto, también resaltar que algunas bromas o diálogos me parecían poco realistas aunque, como todo, se trata de una novela, y siempre es complicado trazar esa línea que separa lo natural de lo más rocambolesco.


Aunque la premisa de la historia me resultó muy divertida y dio bastante juego, la relación entre ellos surgió de una forma precipitada y un tanto desordenada, con demasiadas idas y venidas que restaron emoción a la novela a partir de la mitad. A destacar, la variedad de los personajes secundarios y que cada uno de ellos está muy bien construido. Me quedo con la sensación de que la historia podría haber dado más de sí.
Reacciones:

8 comentarios:

  1. Hola! Es cierto que parece divertida, es una pena que al final se quede la trama un poco floja. Gracias por la reseña, no lo conocíamos ;)

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser una buena opción para pasar un ratito entretenido ;)

      Eliminar
  2. Hola!! A mí es que para empezar esa portada me echa para atrás. No se a quien se le ha ocurrido poner eso en un libro de romántica....pero bueno eso va a gustos. Me preocupa más lo que dices de que se desinfla y no mantienen el buen ritmo del comienzo. De momento lo marco como descartado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ocurre en muchas comedias, incluso en las de la televisión, que los comienzos son increíbles pero luego la cosa no se sostiene tanto. La cubierta... en la línea de Esencia, últimamente hace unas cosas rarísimas e incluso cuesta relacionarlos mentalmente con Planeta.

      Eliminar
  3. Hola!!
    No me llamaba mucho la temática pero después de leer tus comentarios no creo que me anime, no soy mucho de contemporánea y, si encima es precipitado el romance, paso

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo poco que te va a ti la contemporánea, la dejaría pasar ;)

      Eliminar
  4. Hola!
    La gracia de estas historias es ver la tensión no que se tire a sus brazos precipitadamente
    No lo leeré
    ¡No conocía tu blog! Te sigo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! ¡Eso mismo pienso yo! La gracia de este tipo de novelas contemporáneas suele ser el tira y afloja y cómo la tensión va creciendo :)

      Eliminar