Reseña La duquesa cortesana - Joanna Shupe

—Título: La duquesa cortesana
—Autora: Joanna Shupe
—Editorial: Urano
—Sello: Titania Época
—Precio: 16€
—Páginas: 288


Sinopsis
¿Puede una mentira imprudente conducir al amor eterno? Julia Colton se casó a los dieciséis años con el séptimo duque de Colton, Nicholas Francis Seaton, conocido como el duque depravado. Tras el matrimonio, él le pide dos cosas: dormir en habitaciones separadas y libertad para estar con otras mujeres sin que ella se moleste. Julia no esperaba mucho más, apenas se conocían y su matrimonio fue un acuerdo entre familias. Pero ahora, ocho años después, su marido es un extraño, y ella está enfadada y aburrida. Así que tiene un plan para seducir al marido que la ignora. Un plan bastante indecoroso pero increíblemente placentero:
• Aprender los secretos más íntimos de la cortesana más importante de Londres.
• Hacerse pasar por cortesana, tomando el nombre de Juliet Leighton.
• Viajar a Venecia y localizar a su marido.
• Seducir a su marido, concebir un heredero y así, asegurarse el futuro.
Lo que empieza siendo un tormentoso flirteo termina convirtiéndose en una auténtica pasión, y el sentimiento es mutuo… ¿descubrirá la duquesa cortesana el amor de su vida en el hombre con el que se casó?


La sinopsis de esta novela, tan clara y directa, me llamó un montón la atención cuando la leí. Unos cuantos libros de romántica histórica caen al año seguro, pero intento fijarme en aquellos que parten de una premisa diferente ya que, en esencia, todos guardan muchas similitudes entre sí. Así pues, La duquesa cortesana ha sido esa lectura entretenida que buscaba para despejarme un poco de tanta contemporánea y la verdad es que la empecé a leer y la terminé en nada.

El argumento de la historia es bastante sencillo, pero funciona muy bien y cumple su cometido. Julia se casó con Nick Colton cuando tenía apenas dieciséis años, pero él se desentendió de ella y ni siquiera llegaron a consumar el matrimonio. Unos años más tarde, Julia se encuentra en una precaria situación económica, así que con la ayuda de un gran amigo, traza un plan perfecto para conseguir que Colton cumpla con sus obligaciones como marido: hacerse pasar por una cortesana, seducir a su marido, quedarse embarazada para asegurar su futuro y huir lejos. Sin embargo, sus planes se complican cuando se da cuenta de que ha dejado de actuar y verdaderamente se ha enamorado de su marido, que ni siquiera sabe quién es ella.

Julia Colton me ha gustado mucho como personaje femenino aunque, evidentemente, no es muy fiel a las costumbres de la época, pero intento no ser demasiado puntillosa en ese aspecto con las novelas históricas que leo porque si lo hiciese casi todas fallarían a la hora de mostrarnos a una heroína tan independiente. Julia sigue ese mismo patrón que acostumbramos a encontrar en muchas novelas; es valiente, decidida, tiene una lengua afilada y está dispuesta a hacer lo que sea necesario para lograr su propósito. El contrapunto perfecto para Nick, su marido, un mujeriego que se ha desentendido de sus obligaciones y huye de cualquier responsabilidad que tenga que ver con su familia. Nicholas Colton es un personaje masculino muy potente y canalla, de esos que no se ablandan fácilmente ni cuando ven llorar a una mujer; me ha gustado su cabezonería y la posterior evolución a partir de la mitad de la historia. De él me esperaba otra cosa, así que me ha sorprendido para bien (a pesar de que es el típico prota que quieres matar varias veces a lo largo del libro).

La historia da comienzo en Venecia, un escenario que me ha gustado mucho, y más tarde se desarrolla en Londres y en una casa a las afueras, en el campo. La autora no se anda por las ramas a la hora de describir, pero asienta bien las bases y junto a los numerosos diálogos que hay en la historia, consigue un ritmo muy ameno y lo cierto es que el libro se lee rapidísimo. Además, esperaba una estructura más básica y no fue así; la autora introdujo varios giros en la forma de desarrollar los acontecimientos y logró romper un poco lo predecible de este tipo de novelas.

¿Qué puedo añadir…? No quiero desvelar nada más de la trama porque es muy sencilla, básicamente lo que se cuenta en la sinopsis. La historia de Julia y Nick es la típica que se disfruta no por lo que se cuenta sino por cómo se cuenta y está bastante equilibrada porque hay un poco de todo, desde algún misterio que se va descubriendo cara al final, hasta escenas eróticas (en su justa medida), y la aparición de varios personajes secundarios de los que no estaría mal saber en un futuro. Así que si tenéis previsto leer algo del género, que sea ligero, divertido y pasional, la obra de Joanna Shupe es una muy buena opción.


La duquesa cortesana es una novela entretenida que se lee muy rápido, perfecta para los que busquen algo un poco diferente entre tanta historia contemporánea. Me han gustado mucho los personajes, tanto los principales como los secundarios, y el buen ritmo es uno de los aspectos a destacar. Además, tiene un poco de todo, desde momentos divertidos, eróticos, de acción…
Reacciones:

3 comentarios:

  1. A mí me gustó mucho, sobre todo la primera parte. Quizás porque como lectora casi exclusiva de regencia, lo novedoso me llama especialmente la atención
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Otra referencia más que me llevo a mí lista de lecturas pendientes. Me llama.
    Gracias por compartir tu opinión.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!! aunque ahora me esté leyendo un libro de histórica, no es un género que lea con frecuencia, por lo que este lo dejo pasar aunque por lo que cuentas tiene de todo un poco y es entretenida.
    Besos y buen inicio de semana :)

    ResponderEliminar