Reseña El juego del amor - Emma Hart

—Título: El juego del amor
—Autora: Emma Hart
—Editorial: Roca
—Serie: #1
—Precio: 16,99€
—Páginas: 304


Sinopsis
¿El reto de él? Enamorarla perdidamente. ¿El de ella? Simplemente jugar. Hasta que la vida cambia las reglas del jugo.
Maddie odia profundamente a Braden. Arrogante, egoísta y el playboy de la Universidad de California, Braden es todo lo que Pearce, el hermano de Maddie, le ha enseñado a despreciar. Entonces, ¿por qué cuando las chicas de la universidad le retan a jugar a un juego, ella les dice simplemente que no? Braden desea ardientemente a la pequeña Maddie, y hará todo lo que esté en sus manos por tenerla; por ello accede a hacer todo lo necesario para enamorarla. Después de todo, es la única forma de conseguir lo que desea, sexo...
Pero pronto Braden descubrirá que en Maddie hay mucho más que una simple niña de Brooklyn.
Maddie se dará cuenta de que Braden no es solo una erección andante, descubrirá sus sentimientos. Él también es dulce y divertido. Y eso significa peligro. Probablemente eso es justo lo que ambos necesitan

El juego del amor fue una novela que devoré en apenas un día y que me entretuvo y me hizo pasar un buen rato aunque, eso sí, ha sido una de las historias más ligeras y sencillas que han pasado por mis manos este año. En este caso, aunque siempre suelo pensar que menos es más, digamos que se pasa un poco de simple y en cierto punto de la historia tuve la sensación de que le faltaba un algo más que nunca llegó.

En primer lugar, ya en la apuesta vi algunas lagunas que me parecieron raras. Braden es el ligón de la universidad, el típico chico que no sale con nadie y se apuesta con sus amigos conseguir que Maddie, la chica recatada (lo pongo en cursiva porque a mí nunca me lo pareció), acabe en su cama. Hasta aquí bien, creíble. Pero es que Maddie, que odia a Braden profundamente (aunque no tiene ninguna razón para hacerlo), también hace una apuesta con sus amigas, que consiste en lograr que se enamore de ella, tirárselo y luego dejarle como él ha hecho con otras muchas chicas. Y aquí fue donde pensé: WTF?

Es decir, recapitulemos, que la chica recatada está dispuesta a acostarse con una persona que odia solo parar darle una lección de vida, a pesar de que nunca ha pasado nada personal entre ellos, vamos, que no es que esté buscando venganza ni nada parecido. No sé, me pareció raro. Yo no me tiraría a alguien así porque sí, hubiese sobrado con simplemente lograr que se enamorase de ella y ya.

Cuestión, que me he liado con el tema, vamos a lo que vamos: el inicio es muy precipitado, ya en la página diez han hecho la apuesta y todo, así que no os he desvelado nada importante. A partir de ahí la novela me empezó a gustar más, porque tenía puntos divertidos y es muy fácil de leer a pesar del abuso de los diálogos, pero no llegó a enamorarme del todo quizá por la falta de profundidad y solidez en la trama. A la relación entre ellos le faltaba chispa, ese toque que la haga un poco especial y consiga que los lectores suspiremos de emoción.

Los personajes en sí no están nada mal y poco a poco les vas cogiendo cariño y la autora ahonda un poco más en sus sentimientos e intenta dejar a un lado esa parte más superficial que a veces sale a relucir. Incluso, conforme se acerca el final de la historia, ves que va metiendo un poquito más de descripción, de emotividad. Me pasa pocas veces, pero en ocasiones en una misma novela se puede percibir la evolución del autor y es algo muy curioso. Aquí me ocurrió, aunque no sé si serán imaginaciones mías o algo real. Pero, lo dicho, por suerte la cosa va a mejor y al final me pareció la lectura perfecta para esos días en los que no sabes qué leer y buscas algo que te saque de un bloqueo y que sea fácil. El juego del amor es la opción perfecta para eso.


El juego del amor es una novela new adult muy sencilla, con un argumento al que quizá le faltaba algo de chispa, pero que cumple su función de entretener al lector y mantenerle enganchado hasta el final. Una lectura que mejora progresivamente, aunque no llegue a despegar del todo, y que es perfecta para estos meses de verano.
Reacciones:

3 comentarios:

  1. Hola
    A veces, cuando lees mucho te apetecen esas historias ligeras que te tienen entretenida, otras esperas algo más de la lectura. Todo depende del momento, la verdad. A mí el argumento no me termina de llamar y tampoco es un género que me atraiga demasiado
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gustan mucho las novelas new adult, aunque piensen que soy una degenerada jajaja pero me da igual, son entretenidas y ésta me ha llamado la atención, es raro ver a una chica que se quiera tirar a un chico porque si... deja que pensar. Gracias por la reseña.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hey, la verdad es que no me llama mucho pero gracias por la reseña, besos ;3

    ResponderEliminar